ceroveneno


Deja un comentario

Home Burger Bar, un restaurante organic y vintage

Madrid está plagado de restaurantes y mercados orgánicos y ecológicos. Pero el Home Burger Bar sobre sale entre esta moda por su buen sentido a la hora de combinar los conceptos de fast y slow. Su ambiente agradable y su diseño te atraparán.

Sigue leyendo


Deja un comentario

Dirt! El documental que nos enseña a cultivar

El documental Dirt! o en español, Tierra!, aborda el problema de la agricultura industrial y los monocultivos. ¿Sabías que la agricultura más practicada es la más perjudicial? Nosotros te lo contamos.

El documental Dirt! nos enseña, entre otras cosas, los perjuicios a los que estamos sometiendo a nuestra tierra. No podemos olvidar la importancia de dicha tierra, necesaria para cultivar y plantar todo aquello que consumimos. Sin ella, en definitiva, no podríamos sobrevivir.

El uso de monocultivos en lugares como el oeste estadounidense comenzaron rindiendo grandes beneficios, pero en realidad el monocultivo industrial destruye la estructura de la tierra. Posteriormente, tras las severas sequías que sufrió la zona, el fuerte viento levantó la capa superficial de la tierra, dejando la desertificación a su paso. Este increíble acontecimiento se conoció como Dust Bowl.

De esta manera, podemos comprobar el gran rendimiento que producen en un primer momento los monocultivos y el posterior deterioro y destrucción que conllevan después. De hecho, se ha demostrado que los monocultivos favorecen las plagas, debido a que una sola especie es más vulnerable. Es entonces cuando aparecen en escena los pesticidas y junto a ellos, los transgénicos. Los monocultivos son muchas veces modificados genéticamente para evitar plagas. No obstante, no resisten tanto como los cultivos sostenibles que respetan los ecosistemas.

Los pesticidas, unidos a los fertilizantes nitrogenados, degradan la vida del suelo, rompen su estructura y alejan el agua de él. En definitiva, repelen a los organismos que construyen la fertilidad de dicha tierra. Pero para reconstituir dicha fertilidad, se emplean fertilizantes nitrogenados.

Se estima que solo un 20% de éstos es absorbido por la planta, el resto va a parar a la tierra y a los acuíferos, a partir de estos, acaba en los ríos. Esto ha provocado que en zonas del oeste americano y de México, crezcan algas enormes que acaban matando a los peces. Además, dicho nitrógeno mezclado con oxígeno genera óxido nitroso que acaba llegando a la atmósfera e incrementando el cambio climático. El 25% de los gases de efecto invernadero provienen de la agricultura industrial.

Como estamos viendo, este tipo de agricultura industrial provoca como resultado la obtención de alimentos con falta de nutrientes (debido al agotamiento del suelo) y exceso de tóxicos (por los diferentes químicos empleados). Llegados a este punto, ¿qué alternativas existen?

Esta claro que la agricultura actual acabará destruyendo la tierra que necesitamos para subsistir. Para remediarlo, Pierre Rabhi, experto en evitar la muerte de la tierra por desertificación, fue por primera vez a Burkina Faso en 1981 para implantar su modelo de agroecología. Ésta combina conocimiento científico con sabiduría local, de ello se obtiene una agricultura orgánica y diversa. Pero no es el único modo de evitar la erosión del suelo y su muerte.

Las plantas perennes son un buen modo de proteger al suelo de dicha erosión, pues lo fijan y evitan su desgaste. Asimismo, el compost, un abono orgánico libre de fertilizantes y elaborado mediante desechos descompuestos a partir de materia orgánica, es una muy buena alternativa a los abonos habituales. Incluso la agricultura asociativa se constituye como un nuevo modo de preservar la tierra.

Este tipo de agricultura provee de productos a sus suscriptores o consumidores, que pagan una cuota anual que permite a los productores seguir cultivando de un modo respetuoso con el medio ambiente que no desgasta la tierra. Desde luego, otras opciones no faltan, pero los intereses económicos juegan a favor de una agricultura industrial que en un principio produce enormes beneficios.

No obstante, ¿merece la pena el precio a pagar? ¿Deseamos pan para hoy y hambre para mañana? En Cero Veneno, tenemos claro que la agricultura industrial nos da alimentos pobres en nutrientes y plagados de químicos que además destruyen el suelo. Por lo tanto,es casi imposible estar a favor de ella. Sé partidario como nosotros de ingerir Cero Veneno.

El reto de… tomar un desayuno orgánico

Deja un comentario

En Cero Veneno queremos inaugurar una nueva forma de comunicación con nuestras audiencias. Os proponemos un reto, el de seguirnos cada semana en nuestro vídeoBlog. Aquí vamos a mostraros nuestra manera de comer sano a través de varias propuestas. Esta semana os proponemos una manera ecológica y biológica de desayunar. Esperemos que os guste 😉

Sigue leyendo


Deja un comentario

Pastel de patata

La receta que os propongo es fácil y rápida si se siguen al pie de la letra sus pasos. Asimismo, es muy común en el mundo vegetariano y vegano, pero hemos querido ofreceros nuestra propia visión. Esperemos que la disfrutéis.

LOS INGREDIENTES
Para 4 personas:
1 kg de patatas
2 puerros
1 pimiento rojo
1 calabacín
100 gr de setas
100 gr de queso emmental (no es fundamental, por lo tanto, cualquier vegano puede realizar esta receta)
2 hojas de laurel
Aceite de oliva, sal y pimienta al gusto

PREPARACIÓN
Para elaborar el puré de patatas,pelaremos y cortaremos las patatas a trozos, para después ponerlas a hervir con agua, sal, laurel y un par de cucharadas de aceite. una vez blandas, con una batidora las convertiremos en puré y las sazonaremos al gusto, por ejemplo con pimienta. Es imprescindible que el puré quede espeso, de otra manera no podremos elaborar los diferentes pisos de nuestro pastel de patatas al no tener suficiente consistencia. Otra opción es cortar las patatas en rodajas, freírlas o cocerlas para emplearlas, de igual modo, para realizar las capas de nuestro pastel.

Por otro lado, lavaremos y cortaremos en juliana las verduras y haremos un sofrito con ellas. Cuando tengamos el puré y las verduras, dispondremos en un recipiente lo suficientemente profundo y específico para horno, una capa de puré de patata. A esta, le seguirá una capa de verduras. Iremos alternando los diferentes pisos hasta el último, que debe ser obligatoriamente de puré, para poder echar sobre él el queso y gratinarlo. Este proceso se omitirá en el caso de los veganos.

Por último, en el caso de elegir echarle queso, meteremos nuestro pastel en el horno el tiempo necesario para que el queso se derrita y gratine. ¡Y ya está! ¡Hemos conseguido nuestro pastel de patata! Espero que os guste y lo repitáis tantas veces como queráis. Vuestro paladar puede disfrutar con cero veneno 🙂


Deja un comentario

EcoMapa

Como cada semana os traemos información relacionada con la vida sana.

En esta ocasión os traemos un mapa muy especial. En el mismo podreis encontrar información relacionada con:

  1.  Mercadillos Ecológicos:Muchos de los mismos cuentan con talleres de siembra, identificación de semillas, degustación, reparto de plantas hortícolas de variedades locales, taller de variedades locales, pinta cara, juegos infantiles, reparto de zumo, muestras de plantas ecológicas, alianzas entre restaurantes de jornadas gastronómicas y mercadillos, reparto de buñuelos ecológicos.. etc.
  2. Huertos: El cultivo de un huerto ecológico, es mucho más sencillo de lo que en principio podría parecer, y lo más interesante es que no sólo es una forma de obtener alimentos frescos y saludables, sino de compartir y conocer este entorno sano de la vida agricola. En este apartado encontrareis no solo huertos a los que acudir a comprar, sino tambine venta o intercambio de semillas y huertos para alquilar,entre otros.
  3. Comercios con Productos Bio:He aquí algunos de los puntos de venta de Madrid y alrededores que nos pueden proporcionar productos ecológiocos y saludables.
  4. Restaurantes y Cafeterias Bio: Para todos los amantes de los productos libres de sustancias químicas, aquí os hacemos una recopilación de diversos lugares a los que podeis acudir con total confinaza.

Como vesis son diversos los lugares que hemos querido compartir con vosotros. Y es que no solo se trata de conocer de que está hechos nuestros alimentos, sino tambien de aprender (si os animais) a cultivarlos, y de los lugares o comercios que nos facilitan dichos productos.

Pd: Pese a que ésta entrada está a mi nombre, no fue solo obra mía. Todos los colaboradores de CeroVeneno hemos puesto nuestro granito de arena en ella. Disfrutarla !

ctos. Esperemos que disfrureis de este mapa y que saqueis todo el provecho posible al mismo.


Deja un comentario

Diferencias entre ecológico, biológico y orgánico

En general, la legislación española y europea presenta los términos biológico, ecológico y orgánico como sinónimos. No obstante, a pesar de que todos aluden a un tratamiento natural de los productos, cada uno de ellos presenta sus particularidades.

Los productos orgánicos se caracterizan por no emplear químicos artificiales o pesticidas. Gracias a ello, contribuyen a evitar alergias e intolerancias a dichos químicos por parte de los consumidores. En lo que se refiere a la agricultura, protegen a las aguas subterráneas y acuíferos e impiden su contaminación y al practicar la rotación de cultivos, ayudan a mantener y fomentar la fertilidad del suelo de manera natural.

Por otro lado, la compra de productos biológicos te garantiza que no estás consumiendo nada transgénico o modificado genéticamente, algo que ocurre de forma sistemática con cereales tales como el maíz. La agricultura que rechaza lo transgénico lleva a cabo una selección natural de las especies que ayuda a generar una mayor biodiversidad.

Por último, pero no menos importante, tenemos los productos ecológicos. Cuando conversamos sobre alimentación saludable, son los primeros de los cuales se suele hablar. Pero, ¿por qué se caracterizan? Fundamentalmente, estos productos responden a la necesidad de respetar el medioambiente.

Asimismo, suelen ir de la mano con el comercio justo, puesto que la agricultura ecológica apoya las formas de producción locales y vela por la protección de los recursos naturales. Se preocupa no solo de que la producción no trastoque el medioambiente de la zona, sino también del bienestar animal. Por ello, las marcas cosméticas que no experimentan en animales, suelen asociarse con este concepto.

De este modo, podemos ver que cada término expresa una realidad diferente. Por tanto, a la hora de comprar, debemos tener en cuenta que cada uno se refiere a algo especial y no porque el producto sea ecológico tiene por qué ser biológico u orgánico, aunque en España y en Europa se suelan emplear de forma indistinta estos vocablos.

Esto convierte ir a hacer la compra en una auténtica odisea. Solo podemos esperar a que los organismos europeos logren el consenso necesario para distinguir entre las diferentes facetas de las tres etiquetas: Ecológico, biológico y orgánico.